Tessa Thompson, la primera mujer negra y bisexual que conquista Hollywood

+ info: El País

En una escena de Men in Black: International, nueva entrega de la franquicia que hicieran célebre Will Smith y Tommy Lee Jones, la novata agente M muestra su desconcierto cuando escucha por primera vez la denominación machista de la organización. Su jefa e interlocutora, la agente O, entona entonces una respuesta sintomática que bien podría servir para resumir el estado de la nación Hollywood en los últimos tiempos: “Ni hablar, no empieces. He tenido esa conversación. Está llevando un tiempo…”. La meca del cine, como los Hombres de negro, todavía no es un lugar inclusivo, pero que M y su intérprete, Tessa Thompson, sean sus nuevas caras visibles supone un esperanzador primer paso. La actriz californiana ratifica con su primer gran protagonista cinematográfico la candidatura a estrella global tras el éxito de sus incursiones en el cine palomitero (Thor:Ragnarok), de culto (Sorry to bother you, Aniquilación) o en la televisión de prestigio (Westworld). Su triunfo supone todo un hito porque Thompson también es la primera mujer negra abiertamente bisexual que consigue derribar el techo de cristal y encabezar una producción de estudio de esta magnitud. Su verdadero objetivo, sin embargo, es que todo esto deje de ser digno de reseña.