Tessa Thompson, la primera mujer negra y bisexual que conquista Hollywood

+ info: El País

En una escena de Men in Black: International, nueva entrega de la franquicia que hicieran célebre Will Smith y Tommy Lee Jones, la novata agente M muestra su desconcierto cuando escucha por primera vez la denominación machista de la organización. Su jefa e interlocutora, la agente O, entona entonces una respuesta sintomática que bien podría servir para resumir el estado de la nación Hollywood en los últimos tiempos: “Ni hablar, no empieces. He tenido esa conversación. Está llevando un tiempo…”. La meca del cine, como los Hombres de negro, todavía no es un lugar inclusivo, pero que M y su intérprete, Tessa Thompson, sean sus nuevas caras visibles supone un esperanzador primer paso. La actriz californiana ratifica con su primer gran protagonista cinematográfico la candidatura a estrella global tras el éxito de sus incursiones en el cine palomitero (Thor:Ragnarok), de culto (Sorry to bother you, Aniquilación) o en la televisión de prestigio (Westworld). Su triunfo supone todo un hito porque Thompson también es la primera mujer negra abiertamente bisexual que consigue derribar el techo de cristal y encabezar una producción de estudio de esta magnitud. Su verdadero objetivo, sin embargo, es que todo esto deje de ser digno de reseña.

Vida y muerte de Brad Davis, «#Querelle» de Rainer #Fassbinder @portal_com

+ info: Pocket Books

El libro «After Midnight: The Life and Death of Brad Davis» de Susan Bluestein Davi s y Hilary De Vries repasa la vida e Brad Davis, actor de la película de culto «Querelle» de Rainer Fassbinder, por la que siempre será recordado.

Su última aparición fue un cameo en la película «The Player», del director Robert Altman, donde se interpretó a sí mismo. Enfermo a causa del VIH, falleció el 8 de septiembre de 1991 en la ciudad de Los Ángeles, California. Una biografía escrita en 1997 por su viuda, Susan Bluestein, afirma que Brad Davis no era homosexual y que si bien consumía cocaína, no era adicto a la heroína. Otras fuentes indican que era bisexual.

Brad Davis lived a life that mirrored the intensity of his star-making performance in the film Midnight Express. Filled with hope after defeating the alcohol and drug addiction that almost destroyed his career, he was then devastated to learn, in 1985, that he was HIV-positive. He soon discovered that behind the red ribbons of Hollywood was an unforgiving world, and recognized the irony of what he had to do to survive as an actor: he had to live a lie. Susan Bluestein Davis, Brad’s wife and partner for twenty years, is keenly aware of the realities of today’s Hollywood that demand this heart-wrenching story be told. With an affecting voice, she reveals the highs and lows of an explosive career, the nightmare of addiction, and the heartbreak of AIDS: caring for a loved one who is dying, combating rumors that are almost as corrosive as the disease, and keeping the most important element of your life a secret. A startling take on the entertainment world, After Midnight is also a powerful chronicle of Susan and Brad’s enduring love, the kind that provides comfort and hope against great challenges.

Prejuicios y verdades en la serie «The #Bisexual», según el colectivo @portal_com

+ info: El País – Verne

«No recuerdo haber visto hasta ahora una serie en la que el personaje principal sea abiertamente bisexual», comenta a Verne Carlos Castaño es responsable de políticas bisexuales de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). Es uno de los asuntos menos reivindicados dentro del colectivo LGTBI+. Y cuando se habla de ello, suele hacerse recurriendo a clichés.

Castaño celebra la llegada a la televisión de The Bisexual, mini-serie de la directora, guionista y actriz Desiree Akhavan (Nueva York, 1984) que puede verse en Filmin. Su nombre lo dice casi todo. De hecho, su creadora se esfuerza en que el término aparezca lo más posible en sus seis capítulos.