La relación entre la izquierda y la homosexualidad

Libro: Invertidxs y rompepatrias. Marxismo, anarquismo y desobediencia sexual y de género en el estado español (1868-1982), de Prio Subrat (2019)

  • ¿Ha sido la izquierda tan tolerante con la homosexualidad como se piensa?
  • ¿Fue unánime su apoyo al nuevo ‘movimiento gay’ una vez muerto Franco?
  • ¿Qué papel tuvo la existencia de una lucha antifranquista organizada de cara a la creación de los primeros movimientos de liberación (homo)sexual?
  • ¿Han sido gays masculinos de clase media-alta provenientes de partidos de izquierda quienes engrosaron sus filas principalmente, o hubo todo un mundo paralelo de travestis, maricas con pluma, elementos radicales y algunos de los primeros grupos de lesbianas autónomas a quienes la historiografía ha relegado a un plano secundario o directamente ha invisibilizado?

El libro contribuye a desmitificar una izquierda que se ha popularizado como principal vertiente ideológica que defiende los derechos LGTB, sin haber hecho una autocrítica profunda de un pasado repleto de rechazo a cualquier expresión sexual no normativa.

+ info: Editorial Imperdible 

+ info: Blog de Piro Subrat

“Aún existe homofobia y heteronormatividad en los grupos de izquierda” (Piro Subrat)

«El armario mata»

Piro Subrat llega en bicicleta a la sede de Lambda, col·lectiu LGTB+ de València, donde ha acordado la celebración de la entrevista. Sorprende su juventud (30 años) y una ligera timidez que pasa pronto, en cuanto este archivero, formado en Historia, comienza a soltar información con verbo rápido y sencillo. Delgado, con el pelo muy corto y un largo mechón con tonos rosas que recorre su cabeza desde la frente hasta la nuca y que puede imaginarse fácilmente alzado en una cresta, arrastra la estructura de un carro con copias de su libro para vender……

+ info: El Salto (Teresa Díaz Guzmán) 

 

What the media get wrong in coverage of LGBTQ politicians

+ info: Columbia Jornalism Reviews

THE NEW REPUBLIC RECENTLY RETRACTED an op-ed on presidential candidate Pete Buttigieg that was filled with sexually graphic speculation and harmful tropes about the promiscuity of gay men. The article, “My Problem with Mayor Pete,” was widely denounced as “inappropriate,” “disgusting,” and homophobic—but it is far from the only writing about Buttigieg’s sexual identity that misses the mark. Public rumination on whether he is “out but not too out”or “gay enough” is a running part of the national political discourse.

Journalists have relatively limited experience covering sexual identity in the campaign world. There are few LGBTQ elected officials in the United States. Queer and trans representatives account for less than .013% of the nation’s 550,000 elective positions. To date, seven states have never had an LGBT representative at any level of government. Texas, the second-largest state in the country, has fewer than 10 LGBT representatives.

How LGBTQ candidates are perceived when they run for office is determined in large part by how the media treats their coming out stories, the historic nature of their candidacy, and their self-presentation. And the stories journalists report are shaped by ideas about sexual identity that are sometimes uninformed.

La sexualidad como arma política. Cine homosexual subversivo en España en los años setenta y ochenta

+ info: UAM (Alberto Berzos, 2012)

El presente trabajo es el fruto de cuatro años de investigaciones en el marco del programa de doctorado titulado La Historia del Arte en la Construcción de la Identidad Nacional, del departamento de Teoría e Historia del Arte de la Universidad Autónoma de Madrid, y ha sido desarrollado en convenio de cotutela con el departamento de Langues Romanes de la Unité/EA Lettres, Langues et Sciences Humaines de la Université de Reims Champagne-Ardenne. Desde este primer momento quiero agradecer muy especialmente a mis dos directores de tesis, la Dra. Valeria Camporesi (UAM) y el Dr. Emmanuel Le Vagueresse (URCA), la inestimable ayuda, comprensión y soporte que me han prestado siempre, además del interés que ambos han demostrado por los contenidos tratados en la tesis durante todo el proceso de gestación de la misma.
El origen de este texto se encuentra en los primeros tiempos de mi periodo de formación doctoral. Este hecho condiciona que la línea de investigación que hemos seguido a través de estas páginas esté profundamente marcada por las investigaciones realizadas entonces, principalmente la elaborada para la obtención del Diploma de Estudios Avanzados (DEA) en 2008 bajo el nombre El cine al servicio de la política. El documental catalán desde el contexto europeo, 1968-1982. Al mismo tiempo, dichos orígenes, permiten comprender nuestro actual estudio como una continuación en la indagación de los rincones más marginales de la filmografía española, donde pueden encontrarse reflejos de expresiones culturales fundamentales para la elaboración de discursos históricos alternativos.