VIII Simposio de Filosofía Social y Política: FILOSOFÍA POLÍTICA PARA UNA CRÍTICA DEL CAPITALISMO ALGORÍTMICO (España)

Inicio: 30/05/2024 Fin: 31/05/2024

Entidad Organizadora:

FISOPOL, IFS-CSIC, CCHS

Localización:

Madrid

Modalidad:

onsite

El capitalismo algorítmico se caracteriza por impulsar procesos de automatización de la
organización social que producen una delegación de la agencia humana en el conglomerado
tecnológico digital-empresarial. El uso de redes sociales y aplicaciones alimenta grandes bases de
datos que, analizadas y estructuradas, aspiran a predecir los gustos, sentimientos y pensamientos para,
de esta manera, modelar las conductas políticas, económicas y culturales.
Numerosos espacios sociales se están convirtiendo en sensores para obtener información: las
conversaciones en los hogares, los movimientos en las ciudades, las actividades físicas y el
funcionamiento de los órganos de las personas, la actividad de los animales, el crecimiento de las
plantas, los cambios climáticos, etc. El capitalismo algorítmico se caracteriza por un extractivismo de
datos legalmente ambiguo por parte de las grandes empresas (GAFAM, BATX) que, desde hace casi
tres décadas, ejercen un monopolio creciente en la economía digital que los Estados nacionales no han
querido o podido atajar. Un extractivismo masivo, asimétrico y colonial de datos necesario para el
entrenamiento, funcionamiento y control de los algoritmos de propiedad privada.
Las tecnologías digitales refuerzan la tendencia explotadora del capitalismo que está en el
origen de la emergencia climática y las profundas desigualdades de nuestras sociedades. Aunque las
empresas tecnológicas se suelen presentar a sí mismas como proyectos postmateriales vinculados al
conocimiento y a la comunicación, lo cierto es que tienen un fuerte impacto material en términos de
consumo de energía, extracción de minerales o generación de residuos tóxicos. De modo análogo, el
capitalismo digital se ha caracterizado por procesos de descualificación de la mano de obra barata
(ghost work, gig economy) que trabaja en los centros de datos, plataformas y empresas de
distribución.
Para comprender los desafíos del capitalismo digitalizado son necesarias perspectivas capaces
de analizar con detalle sus desarrollos específicos como parte de un proceso social totalizador,
alejándose así de las visiones instrumentales ingenuas de la tecnología centradas en elaborar
recomendaciones de “buen uso”. La creencia en el carácter imparcial e inevitable de la tecnología
digital cortocircuita las posibilidades de evaluación crítica, un fenómeno incrementado por la
creciente velocidad y complejidad de los cambios tecnológicos que desafían nuestra capacidad de
asimilación. Lo que está en juego, en última instancia, es el desarrollo de una imaginación política
capaz de interpretar las posibilidades de un tiempo presente diferente, capaz de elaborar nuevos
conceptos y marcos de interpretación en torno a la libertad, la justicia, la igualdad, la comunicación, el
poder y la democracia atravesada por las tecnologías digitales.
LÍNEAS TEMÁTICAS:
El simposio acepta propuestas en convocatoria abierta para los temas incluidos o relacionados
con las siguientes líneas temáticas:

  1. Transformaciones del espacio público: espacio público, redes sociales, digitalización y
    polarización política. Interpretaciones críticas de los discursos y las ideologías digitales.
  2. Libertad y autonomía frente al control algorítmico de la vida social: automatismo de los
    procedimientos administrativos, sociales y económicos y la delegación de toma de decisiones
    en los algoritmos.
  3. La justicia social frente a una economía extractivista de datos: Decolonialidad y justicia de
    datos, desequilibrios de clases y de países. Sesgos sexistas, homófobos, aporofóbicos y
    racistas.
  4. Prácticas sociales y políticas alternativas y apropiaciones tecnológicas: participación
    ciudadana, organización comunitaria, militancias disidentes, cultura libre. ¿Nuevas
    posibilidades para una democracia radical?
  5. Tecnologías digitales y nuevos procesos de subjetivización: trabajos precarios, nuevos perfiles
    profesionales. Capitalismo emocional, la dimensión política de lo personal: nuevas
    modalidades de las relaciones afectivas y sexuales. Sufrimiento humano e imperativo de
    felicidad.
  6. Autoritarismo y democracia: ciudadanos devenidos consumidores; el poder de las grandes
    empresas tecnológicas en los vacíos legales. Las tácticas de los usuarios de redes sociales y
    aplicaciones frente a las estrategias de las empresas.
  7. La industria cultural digital: tiempo y trabajo, atención y entretenimiento, juegos y la cultura
    basada en datos. La dimensión política de los videojuegos y juegos online en sus diversos
    géneros.

Call For

Fin: 01/03/2024