XIV Congreso Internacional sobre Principios y Prácticas del Diseño. Abogacía en Diseño: compromiso, participación y acción

Fecha/Hora
Date(s) - 26/02/2020
Todo el día

Ubicación
Reino Unido

Categorías


+ info: ttps://el-diseno.com/congreso-2020

¿Qué significa “Abogacía en Diseño” (Advocacy in Design), considerada desde las personas individuales al grupo, desde las sociedades a la cultura, y desde los países individuales a la comunidad global (y viceversa)?

Tradicionalmente, los grandes diseñadores se han preocupado por promocionar y defender sus propias disciplinas, prácticas e industria. Sinembargo, existe un grupo de diseñadores ―quizá no tan exitosos― preocupados y concienciados por cuestiones individuales, colectivas y sociales. Un considerable número de iniciativas (campañas de concienciación fallidas e intervenciones de carácter puntual que, en ocasiones, socavaron incluso hasta las mejores intenciones) ha provocado el distanciamiento de los diseñadores con respecto a las cuestiones profundas, compromisos a largo plazo y la acción transformadora ―el “cuándo”, el “dónde” y el “para quién” es más importante el Diseño― . A pesar de que perseveran las ideas erróneas con respecto al papel, valor e impacto del Diseño en los ámbitos social, económico y político, este representa el vehículo más apropiado para la configuración de programas con mayor alcance en estos ámbitos.

Considerando los últimos avances, las iniciativas más recientes han señalado la diferencia (con matices) entre “servicio” y “abogacía” (advocacy). Esta última, conlleva una concepción equitativa, inclusiva y significativa del producto, servicio, entorno, espacios, medios de comunicación y sistemas de información. Al mismo tiempo, aquellas iniciativas con mayor amplitud de miras han adoptado un enfoque renovado; más ambicioso y centrado en estrategias multimodales, políticas a nivel tanto local como global y programas de acción de diseño basados en la evidencia (por ejemplo: el “EU Design Action Plan”, el “UK’s Design Economy” y el “Singapure’s Design 2025”, entre otros).

En esta época de grandes desafíos, y de necesidades aún más acuciantes… ¿Responderemos, al fin, a la necesidad de abogar por una ética en Diseño bien definida y mensurable? ¿Y cómo podríamos extender la definición de “participación”, “compromiso y “acción”, más allá del propio individuo, de la profesión y de la disciplina, para producir una verdadera transformación y progreso, al tiempo que abogamos por el bienestar común?

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *