El libro «La concentración infocomunicacional en América Latina (2000-2015). Nuevos medios y tecnologías, menos actores», de Martín Becerra y Guillermo Mastrini, trata sobre los impactos del nuevo ecosistema de comunicaciones en la región.

Nuevos medios y tecnologías cambiaron radicalmente el modo en que América Latina se informa, se entretiene y se comunica en los primeros 15 años del siglo XXI. La revolución digital estuvo acompañada de expectativas de apertura de las comunicaciones a nuevos actores y de mayor diversidad de flujos y contenidos. No obstante, los niveles de concentración de las actividades infocomunicacionales han crecido en este lapso, como documenta y analiza la investigación realizada por Becerra y Mastrini.

Los procesos de concentración, extranjerización, conglomerización, convergencia y regulaciones intensivamente modificadas por parte de los Estados en la región se combinan en un escenario que acerca de modo inédito al sector de medios audiovisuales y al de telecomunicaciones, con Internet como bisagra.

Las novedades principales de la estructuración de un sector medular para la convivencia democrática, para la circulación de la cultura, para la socialización y para la nueva economía son detalladas en el presente libro, que se suma a la serie histórica de estudios previos que los autores, doctores en comunicación, profesores universitarios de la UNQ, la UBA e investigadores del CONICET, realizaron en este caso en el marco de la Universidad Nacional de Quilmes y de OBSERVACOM.

Dice Omar Rincón en el Prólogo: “Este estudio presenta los impactos nocivos sobre la democracia de la concentración como son la reducción de las fuentes informativas, el empobrecimiento de perspectivas en deliberación en el espacio público, la homogeneización de los géneros y formatos de entretenimiento, el predominio de estilos y temáticas, la centralización geográfica de las producciones, la precarización del empleo y el debilitamiento de la calidad informativa. Ante este fenómeno, los Estados han manifestado escasa capacidad para incidir en los mercados culturales.”

El libro se halla disponible en el sitio web de la Universidad Nacional de Quilmes, que editó junto a Observacom, y también acá:

Imagen entrada de Gerd Altmann en Pixabay

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.