Al pódcast le hacen falta apellidos

 

Selección

[:es]

Los usuarios que en 2004 buscaban en Google la palabra pódcast recibían cerca de 6 000 entradas como resultado.

En febrero de ese año el periodista británico Ben Hammersley había bautizado así, en un artículo publicado en The Guardian, a los archivos de sonido –sobre todo programas de radio ya emitidos– que se podían descargar y escuchar en cualquier momento desde reproductores digitales portátiles. El más popular era por entonces el iPod de Apple, y la combinación del prefijo pod con el sufijo cast (de broadcast: transmisión de audio y/o video) otorgó entidad propia al todavía balbuceante formato.

Un año después, la misma búsqueda arrojaba 60 millones de resultados, diez mil veces la cifra anterior. Hoy –verano de 2022– se rozan los 2 500 millones, una progresión acorde al exponencial incremento en su creación y consumo: cuatro de cada diez (41 %) internautas españoles los escuchan cada mes, y el 61 % son jóvenes de 18 a 24 años.

Cada vez más opciones de escucha

Según el Digital News Report 2022, España es uno de los territorios donde se consumen más pódcast, cinco puntos por encima de la media (36 %) en veintitrés países, superando a Estados Unidos (37 %), Italia, Francia y Alemania (29 %), Japón (27 %) o Reino Unido (25 %). Semejante popularidad explica el crecimiento de una oferta basada en sus inicios en las propuestas de creadores amateurs con filosofía de autopublicación y esencia alternativa.

La audaz apuesta en 2016 de Podium Podcast, una plataforma de pódcast originales promovida por el principal operador de radio en España (PRISA), supuso un impulso decisivo para su descubrimiento y profesionalización. Se aceleró así la conformación de una incipiente industria que, en apenas seis años, ha visto multiplicados los actores implicados en su producción, distribución y comercialización. De hecho, el mercado del podcasting se asemeja cada vez más al del vídeo bajo demanda, con redes y servicios de contenidos compartidos y/o exclusivos en algunos casos solo accesibles mediante suscripción.

Tabla que analiza las formas de escucha de pódcast en España. Author providedSeguir leyendo: The Conversation

 

[:ca]

Los usuarios que en 2004 buscaban en Google la palabra pódcast recibían cerca de 6 000 entradas como resultado.

En febrero de ese año el periodista británico Ben Hammersley había bautizado así, en un artículo publicado en The Guardian, a los archivos de sonido –sobre todo programas de radio ya emitidos– que se podían descargar y escuchar en cualquier momento desde reproductores digitales portátiles. El más popular era por entonces el iPod de Apple, y la combinación del prefijo pod con el sufijo cast (de broadcast: transmisión de audio y/o video) otorgó entidad propia al todavía balbuceante formato.

Un año después, la misma búsqueda arrojaba 60 millones de resultados, diez mil veces la cifra anterior. Hoy –verano de 2022– se rozan los 2 500 millones, una progresión acorde al exponencial incremento en su creación y consumo: cuatro de cada diez (41 %) internautas españoles los escuchan cada mes, y el 61 % son jóvenes de 18 a 24 años.

Cada vez más opciones de escucha

Según el Digital News Report 2022, España es uno de los territorios donde se consumen más pódcast, cinco puntos por encima de la media (36 %) en veintitrés países, superando a Estados Unidos (37 %), Italia, Francia y Alemania (29 %), Japón (27 %) o Reino Unido (25 %). Semejante popularidad explica el crecimiento de una oferta basada en sus inicios en las propuestas de creadores amateurs con filosofía de autopublicación y esencia alternativa.

La audaz apuesta en 2016 de Podium Podcast, una plataforma de pódcast originales promovida por el principal operador de radio en España (PRISA), supuso un impulso decisivo para su descubrimiento y profesionalización. Se aceleró así la conformación de una incipiente industria que, en apenas seis años, ha visto multiplicados los actores implicados en su producción, distribución y comercialización. De hecho, el mercado del podcasting se asemeja cada vez más al del vídeo bajo demanda, con redes y servicios de contenidos compartidos y/o exclusivos en algunos casos solo accesibles mediante suscripción.

Tabla que analiza las formas de escucha de pódcast en España. Author providedSeguir leyendo: The Conversation

 

[:]

Vistas:

167