Intentando atrapar los contornos de las desorientaciones

Si te interesa saber más sobre las disidencias sexuales y el modo de pensarlas desde la experiencia directa, conocer a Sara Ahmed es una obligación. Aunque quizá este no sea el mejor título para adentrarse en su obra, pero por algo se ha de empezar.

No es este un libro sobre comunicación. Pero, dado que uno de sus principales ejes de reflexión gira en torno a cómo se define aquello que se considera una “vida recta” y qué hace que esta se perpetúe, no cabe duda de que su lectura acaba siendo útil para pensar en el papel de los medios. Sobre todo, si consideramos que la “imitación” resulta clave en ese proceso.

Las “líneas que nos dirigen”

En el primer capítulo, a partir de un juego teórico, retórico y hasta poético en torno a los objetos (cómo nos relacionamos con ellos, cómo llegan a nuestras vidas, cómo las manos pueden acabar siendo vistas como una parte más de los mismos,…), Ahmed reflexiona acerca de lo “queer”. La autora centra su atención en los muebles -y, muy especialmente, en las mesas-, pues ello le permite hablar de las “líneas que nos dirigen” en la vida. Nos recuerda a Hannah Arent cuando, en “La condición humana”, habla acerca de la mesa como mediación entre los cuerpos que se reúnen alrededor de ella o de la mesa de la cocina como lugar de “apoyo” de la reunión familiar a partir de Janet Carsen en su obra “After Kinship”.

Seguir leyendo: Comunica lgtbi

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *