La consolidación de un ecosistema digital cada vez más fragmentado, conectado e interactivo impulsa la innovación e integración de la televisión en nuevos entornos.

Luis Miguel Pedrero

Casi un año después de que se iniciase el confinamiento global a raíz de la pandemia, la industria de los medios y el entretenimiento muestra cada vez más signos de su transformación y adaptación a unos hábitos digitales definitivamente acelerados por efecto de la COVID-19. Con diferente incidencia, los cambios se constatan en todos sus segmentos, desde las plataformas de streaming audiovisual hasta el cine, la publicidad o los videojuegos. También, por supuesto, en la televisión, algunas de cuyas más recientes novedades merecen ser reseñadas con el fin de constatar la dimensión de este fenómeno: nos asomamos a tres de ellas para valorar sus implicaciones.

Twitch ficha a Gol

Aunque nació ligada a la retransmisión de videojuegos y su oferta sigue dominada por los e-sportsTwitch ya no es solo una plataforma para los gamers: el crecimiento en el volumen y el perfil demográfico de sus usuarios experimentado durante la cuarentena se hizo patente en Nochevieja, cuando las campanadas de Ibai Llanos concentraron a una audiencia concurrente superior a la de algunas cadenas tradicionales. La popularidad de este streamer lo ha llevado a convertirse en comentarista de partidos de La Liga en Movistar+, y bajo ese contexto se explica el salto del canal televisivo Gol –disponible en TDT y a través de Internet– a este cada vez más cotizado entorno.

La televisión deportiva de Mediapro ofrecerá semanalmente conexiones deportivas en streaming y charlas con periodistas de la cadena, aunque no imágenes en directo de los partidos, cuyos derechos tienen comprometidos otros operadores. ¿Qué aporta, entonces, esta extensión, más allá de una nueva ventana de distribución para el canal? La clave no reside en el contenido, sino en la naturaleza de Twitch, cuya esencia diferencial se articula en torno a la interacción de los usuarios con los creadores y las marcas: ya no hay audiencia, sino comunidad, participación activa e implicación, la esencia de la comunicación digital, el presente de una plataforma que se vislumbra como el futuro de la propia televisión.

Antena 3 abre una room semanal en Clubhouse

La interacción sincrónica constituye también la principal particularidad de Clubhouse, esa aplicación que está dando tanto de qué hablar en 2021. A medio camino entre un canal de audio lineal y efímero –se insiste en identificar sus lógicas de comunicación con las de la radio tradicional– y una red social basada en la conversación en la que cualquiera puede adquirir el rol de «emisor» –la bilateralidad propia del diálogo en grupo–, Clubhouse supone un paso más en la denominada «era de la audificación», gracias al incremento en la oferta y el consumo de radio a la carta, pódcast y audiolibros. Más de dos millones de usuarios charlan semanalmente en salas donde se comentan temas cada vez más variados y especializados, donde los usuarios se asoman con atención e interés y donde los propios medios buscan la oportunidad para hacer presente su marca.

Seguir leyendo: El Debate de Hoy

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *