Reconstruir la confianza en las noticias

Por su interés, con el consentimiento expreso del Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo, a continuación se reproduce la conversación entre Alan Rusbridger, exdirector de The Guardian, y Rasmus Nielsen, director de dicho Instituto, con motivo del lanzamiento del nuevo libro de Rusbridger, News and How to Use It. El autor sostiene que los periodistas deberían ser más transparentes y replantear su relación con la audiencia.


ALAN RUSBRIDGER y RASMUS NIELSEN

El tema
La transformación tecnológica y la polarización social han contribuido a erosionar la confianza en el periodismo, llevando a muchos a preguntarse qué podría hacer la industria de la información para recobrar la confianza de su audiencia. En este episodio del pódcast Future of Journalism [El futuro del periodismo], Alan Rusbridger analiza estas cuestiones fundamentales y si el concepto de periodista ha cambiado.

Los invitados
El anfitrión es Rasmus Nielsen, director del Instituto Reuters. El invitado es Alan Rusbridger, exdirector de The Guardian y director del Lady Margaret College de la Universidad de Oxford. Alan acaba de publicar el libro News and How to Use It [Las noticias, qué son y cómo usarlas].

Sobre la necesidad de examen de conciencia del periodismo

Rasmus: Quería comenzar con una observación que hace en el prólogo de su libro, así que voy a leerle algunas líneas para que pueda desarrollar una de las afirmaciones que hace. Escribe que “el periodismo siempre ha luchado por presentarse a sí mismo como honesto, si es que alguna vez lo ha conseguido. Mientras que hubiera lectores y el resultado final fuera positivo, no parecía haber mucha necesidad de lavar los trapos sucios en público y, de todas formas, buena parte de ello era demasiado complicado para investigarlo. Si sumamos la malsana omertá que a veces proporciona un escudo contra el incómodo escrutinio que los directores tanto acostumbran a ejercer en los demás, muchos aspectos del periodismo quedan extrañamente sin examinar”. ¿Por qué cree que la profesión y la industria han sido tan reacias a examinarse a sí mismas de la misma manera que lo hacen con otras instituciones?

Alan: Creo que una de las respuestas es la que ha funcionado durante 250 años, o cuando sea que se feche el origen del periodismo. Había ingresos, audiencia, los periodistas tenían un altavoz o eran dueños de la imprenta. Era una posición muy bonita de cuasimonopolio. Parecía que no había mucho sobre lo que cuestionarse. Y creo que esto se puede aplicar a todos los periodistas que ahora tienen más de 40 años. A pesar de que es una industria muy competitiva en gran parte del planeta, también había una especie de sensación de que el perro no se comía al perro y era un viejo oficio duro. Odio tener que decirte esto, Rasmus, pero los académicos que estudian el periodismo, ya sabes, no eran muy respetados. Se pensaba, bueno, ya te imaginas: “¿Qué saben ellos de esto?”.

De este modo, la falta de cuestionamiento sobre el periodismo existió durante mucho tiempo. Por supuesto, en los últimos diez o 15 años, casi todo ha sido desmontado o cuestionado. Y por supuesto, esto es algo muy difícil cuando llegas a cierta edad y has trabajado durante diez o 15 años como periodista; probablemente, te sientas inseguro y asustado. Y tener que replantearte tu relación con la audiencia es muy duro.

Seguir leyendo: Cuadernos de Periodistas

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *