La BBC va más allá del boletín hablado y se lanza a la conquista de Alex

+ info: Laboratorio de Periodismo

La llegada de los altavoces inteligentes ha llevado a muchos medios de comunicación a acelerar los desarrollos para estar presente en esta nueva tendencia, que no será una moda pasajera, según indican todos los informes, porque hunde sus raíces en la querencia de las nuevas generaciones por la comunicación oral antes que la escrita. (Ahí está el ejemplo de Whatsapp, que cada vez más se utiliza para enviar mensajes de audio para comunicarse).

En una primera fase, los medios de comunicación han desarrollado skills, o programas, para que cualquier usuario de Alexa o Google Assistant pueda, básicamente, tener un resumen en audio de las noticias, bien a primera hora de la mañana, o en varias franjas horarias, de lo más destacado en general o por sección. En algunos casos, se producen también podcast bien trabajados, que reúnen declaraciones, análisis e incluso metaperiodismo. Las emisoras de radio también ofrecen directos y programas en diferido.

Pero la interactividad es escasa. Llega una segunda fase en la que la relación entre oyente del medio y el propio medio, a través de Alexa, tiene que crecer para generar mayor engagement. Y la BBC está abriendo el camino en ese sentido.

Desde esta semana, las personas con dispositivos habilitados para Alexa pueden pedir información a la carta y decidir qué quieren oír, en cuánto tiempo y otras particularidades, a diferencia del boletín informativo flash, los programas en diferido, o el directo, que son los tres servicios que básicamente se vienen ofreciendo hasta ahora.

La  BBC indica que su último esfuerzo para reinventar las noticias a través del poder de la voz permite a los oyentes recibir noticias a la hora y duración que les convenga, sin las limitaciones tradicionales de programacióninforma PressGazette.