México. Encuesta Nacional sobre Hábitos y Consumo Cultural 2020

Jorge Volpi
Coordinador de Difusión Cultural de la UNAM

La Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM (CulturaUNAM) diseñó la Encuesta Nacional sobre Hábitos y Consumo Cultural 2020 con el objetivo de reunir información necesaria y útil sobre los intereses que el público tiene en relación a la oferta cultural. Conocer el impacto de la pandemia en las formas de participación en este sector, permitirá a instituciones públicas, privadas, así como a agentes culturales independientes, tener mayores elementos para responder favorablemente a los retos que la situación implica.

Presentación

Este ha sido un año complejo, un 2020 extraño en el que la pandemia ha provocado una de las peores afectaciones al sector cultural. Las actividades de este ramo fueron las primeras suspendidas y serán las últimas en reiniciar; aun si hay algunas abiertas, pocos teatros, algunos cines con público muy disminuido, la realidad es que seguimos en un estado de emergencia.

Desde la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en particular desde la Coordinación de Difusión Cultural (CulturaUNAM) y algunas otras áreas universitarias, nos correspondía una doble labor: por un lado, el impulso de una programación a distancia, priorizando lo virtual o digital frente a lo presencial y analógico, como lo ha hecho la mayor parte de las instituciones culturales del mundo, y por otro, un ejercicio para tratar de entender este cambio drástico, y en qué medida aquejó a las y los creadores y agentes culturales, a las industrias culturales, y de qué modo también ha afectado a los usuarios, a las audiencias, así como el modo de relación entre ambos. Y de qué forma las instituciones, sobre todo las públicas, pueden contribuir a este proceso tanto de rescate como de transformación del sector.

En un primer momento de aprendizaje, de improvisación y entusiasmo frente a una situación radicalmente nueva, lanzamos el programa #CulturaUNAMenCasa con 700 actividades, que a lo largo del año crecieron a 2 mil 600 y han beneficiado a más de 16 millones de personas aproximadamente. En segundo lugar, la pandemia se prolongó y no vemos con claridad cuándo terminará; seguramente 2021 será un año irregular y conviene reflexionar qué hacer con esas plataformas digitales.

Además, ahora hay que sumar el cansancio de la gente, el enorme agotamiento de vivir frente a pantallas y, como decía Martín Caparrós, de que “el mundo sea plano”. La pantalla se ha convertido en la ventana a la vida profesional, laboral, educativa, personal y por supuesto cultural. Qué es lo que hay que hacer, qué no y a qué damos prioridad.

En segunda instancia, quisimos tratar de entender la afectación de las y los agentes. Para ello hicimos varios esfuerzos: el libro electrónico Para salir de terapia intensivaEstrategias para el sector cultural hacia el futuro, coordinado por Graciela de la Torre y Juan Meliá, y en el que han participado destacados funcionarios y especialistas de CulturaUNAM, al lado de expertos de otras áreas de la Universidad y de otras instituciones, para luego a partir de allí, tratar de diseñar medidas que permitan paliar, desde donde la UNAM pudiera hacerlo, esta afectación, sobre todo por medio de convocatorias, que hemos lanzado en distintas áreas de la Coordinación.

En este trabajo pronto se hizo necesario consultar a la comunidad cultural para saber en qué situación se encontraba y cuál era su sentir. Así, Graciela De la Torre promovió una alianza con Roy Campos de Mitofsky y juntos lanzamos el Estudio de opinión para conocer el impacto del COVID-19 en las personas que trabajan en el sector cultural de México. Esta encuesta recogió las voces de 4 mil 188 trabajadores del sector cultural que la respondieron.

También, desde la Cátedra Internacional Inés Amor en Gestión Cultural, se realizó una serie de foros con creadoras y creadores para discutir y problematizar este nuevo estatus y proponer algunas soluciones.

Esta nueva encuesta se enfoca al consumo cultural. Ha sido un doble ejercicio práctico y académico-teórico, desde la Universidad de la Nacional, para entender la magnitud de la afectación y de la transformación del sector cultural. En medio de una situación de emergencia y particular complejidad en el contacto con las diversas audiencias, se vuelven de suma importancia los datos que nos permitan conocer más de cerca los perfiles e intereses de las personas interesadas y participantes en este ámbito.

La razón de ser de estos ejercicios es contar con mejores herramientas para generar programas y acciones que respondan de manera clara y eficaz a las necesidades de los diversos públicos.

CulturaUNAM promueve y alienta el interés en analizar la conectividad, pero también las formas de informarse y participar de lo creativo. Desde la Universidad Autónoma de México, la Universidad de la Nación, queremos ser un elemento de integración y reflexión activo.

Descargar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *