JOSE A. GARCÍA AVILÉS

En 2015 este blog analizaba el resurgir del ‘periodismo lento’, ya que no todo en internet es sinónimo de breve e instantáneo. La etiqueta de ‘lento’ designa una práctica tan vieja como el propio periodismo: investigar en profundidad y narrar con intencionalidad estilística, ofreciendo información rigurosa, creativa y de calidad. En la actualidad, cuando muchos se sienten ahogados en un océano digital inundado de contaminación, ruido y consumo compulsivo, florecen diversos medios impresos que ofrecen información reposada en nichos específicos. ¿Quién dijo que el papel estaba muerto? Hablamos de publicaciones como GTM, Manual y Salvaje. Tomen asiento y disfruten.

El investigador José María Albalad, autor de Periodismo slow. O cómo se cuecen las historias en los fogones de Anfibia, Narratively y FronteraD, reivindica a los periodistas que se dedican a elaborar contenidos para una lectura reposada, ajena a la tiranía de la inmediatez y la constante actualización. “Existe un revitalizado periodismo de producciones lentas y consumo reposado que contrarresta la fugacidad de la última hora y demuestra falsa la ecuación que equiparaba periodismo en Internet con instantaneidad”, señala Albalad en una entrevista. Sin embargo, admite que “las revistas de periodismo narrativo siguen siendo un producto de lujo y marginal: luchan por convertirse en un negocio rentable, pero aún no lo logran”. Los modelos que Albalad analiza en su libro -FronteraD, Anfibia y Narratively- diversifican los ingresos mediante eventos, patrocinios, publicidad, publicación de libros en papel, actividades formativas, campañas de crowdfunding y donaciones.

FronteraD, fundada por el periodista Alfonso Armada en 2009, ofrece “un periodismo narrativo o literario, riguroso y apasionado” en el que “investiga en profundidad y narra con intencionalidad estilística”. Su lema es ‘Una revista para estimular la inteligencia’.

Narratively surgió en septiembre de 2012 mediante una campaña de crowdfunding para contar historias cotidianas sobre Nueva York. Desde marzo de 2013 abrió su enfoque a todo el mundo, pero mantiene su espíritu original centrado en las historias cercanas. Para financiarse, creó Narratively Creative Group, una vía de negocio paralela que presta servicios de comunicación comercial a empresas, entidades sin ánimo de lucro y ONGs.

La revista argentina Anfibia, vinculada a la Universidad Nacional de San Martín, arrancó en mayo de 2012 con piezas elaboradas a cuatro manos entre periodistas, narradores, investigadores y expertos que escriben artículos de largo recorrido. Cuenta con exigentes editores que aseguran la calidad de los contenidos y despliegan una amplia labor formativa.

Seguir leyendo: Master en Innovación en Periodismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *