«Habilidades híbridas en tiempos líquidos», Laura Regil Vargas (2015)

Los provocadores sortilegios del tiempo líquido desafían a los universitarios; embelesados por la modernidad permiten que perturbe su aparente aquí y ahora, desordenando coordenadas y aplanando la continuidad les coloca en la deseada ubicuidad, un espacio de utopías en donde el tiempo gotea silenciosamente.

+ info

«Comunicación, espacio y alteridad: entre los no lugares y el exotismo del Otro», Víctor Silva Echeto (2012)

Los estudios sobre la alteridad, durante muchas décadas, formaron parte de la antropología cultural. Fue, en años recientes, que la comunicación comenzó a integrarlos como objeto/sujeto de estudios e investigación. Paralelamente, la problemática del espacio, adquirió una dimensionalidad compleja, en la medida en que en la comunicación mediática, se reducía (y en algunos casos se perdía) su materialidad y dimensionalidad. Los trazos de una geografía de la comunicación, de los paisajes mediáticos y de cartografías diversas y múltiples, llevaron a que la comunicación comenzara a delinear gnoseologías sobre la otredad.

La lección analiza los antecedentes de esa gnoseología de la otredad, plantea como las epistemocríticas de la diversidad y la interculturalidad, pusieron en tensión las perspectivas binarias sobre la identidad y la alteridad, e incorpora el pensamiento otro como una variante de los estudios de/sobre las fronteras. Plantea el pasaje de los lugares a los no lugares, la perdida de dimensionalidad del espacio y el surgimiento de los estudios sobre el exotismo. Finalmente, propone una cartografía sobre las gnoseologías de la otredad, y el peligro de extenderse la “marca del otro” en la cultura mediática, donde la otredad es concebida desde el etnocentrismo, la proliferación metafórica y el incremento de una discursividad estereotipada. Con estos fundamentos se diseña una hermenéutica de la otredad y una semiótica post/decolonial.

+ info

«Los estudios culturales. El mapa incómodo de un relato inconcluso», Rossana Reguillo (2004)

Definir con precisión y establecer los límites de lo que son y lo que representan en el mapa de la producción contemporánea de conocimiento los llamados estudios culturales es una tarea no sólo compleja, sino imposible, en tanto no hay un “acuerdo” que establezca su definición y marque con claridad las fronteras que separan este modo particular de observar la realidad frente a otras perspectivas interpretativas. Quizás en este sentido sea más conveniente señalar primeramente que es lo que NO son los estudios culturales para establecer unas coordenadas que permitan ubicar sus aportes, sus dificultades, sus peculiaridades y sus ámbitos de trabajo y de pertinencia.

+ info