‘Philadelphia’ cumple 25 años con poco que celebrar: el estigma del sida sigue vivo

Fuente: El País

El estreno en España de la película Philadelphia, que abordaba temas como la homofobia y el rechazo de la sociedad a los enfermos de sida, cumple 25 años este mes, el lunes que viene, concretamente. Según los datos del Ministerio de Sanidad, el año en que se proyectó la cinta por primera vez, 1994, fue en el que más personas perdieron la vida a causa de esta enfermedad: 5.857, el 80% de ellos hombres. Por aquel entonces, el sida provocaba pavor en la sociedad. Hoy, con mucha más información, sigue existiendo temor y parte de la población continúa señalando con el dedo a las personas seropositivas. El avance social es lento, más que el científico: los investigadores han conseguido borrar el rastro del VIH (el virus que produce la enfermedad) de dos pacientestras transplantarles células madre, el último de los dos casos publicado anteayer en la revista Nature.

+ info

Carla Simón: «No vaig plorar el dia que va morir la meva mare»

Font: Catorze

Petita, propera i honesta, Estiu 1993 s’ha convertit en la gran revelació d’aquest curs cinèfil. Feta amb gran respecte per les emocions, amb el paisatge com a protagonista, amb uns actors que només mostren allò realment imprescindible per ser inoblidables. Elements que sembla impossible que es puguin conjugar en un debut i en una directora tan jove, Carla Simón. “Has de ser valent per fer una primera pel·lícula. És molt fàcil sentir-se qüestionat”, confessa.

Simón afegeix, de seguida, que ella s’ha sentit “molt ben cuidada” al llarg de tota l’aventura de presentar al món aquest film, convertit en un d’aquells miracles que passen molt de tant en tant. Afable i pausada, la realitzadora demostra que no ha deixat de tocar de peus a terra, malgrat la llarga llista de premis –l’últim aquest dimarts, amb el triomf als Feroz–, l’aplaudiment unànime de la crítica, o la resposta entusiasta del públic. “Ha estat una sorpresa absoluta, no esperava res del que ha passat”, diu, amb una humilitat gens fingida.

Els inicis, a Londres

Tot va començar a Londres, quan Simón hi estudiava cinema i va fer un curtmetratge sobre dos nens que es trobaven la seva àvia morta. “Per mi va ser molt revelador, perquè em vaig adonar que era un tema que volia seguir explorant”, rememora, fent la vista enrere. A la seva vida, la mort era un actor molt present des que va perdre la seva mare als sis anys a causa de la sida –el seu pare s’havia mort tres anys abans, de la mateixa malaltia–. I aviat es va adonar que el més universal és el que tens més a prop: emocions, paisatge, patrimoni humà.

+ info

Suspendido el Grindr chino por varios supuestos casos de infección de VIH a menores

Fuente: El Mundo

La aplicación de citas para homosexuales número uno en China, Blued, ha anunciado este domingo que suspende los nuevos registros durante una semana para llevar a cabo una investigación interna que esclarezca si varios menores resultaron contagiados con el VIH tras usar la red, informa el diario oficial China Daily.

La polémica llega tras las informaciones publicadas por el portal de noticias económicas Caixin, que afirmaba que había menores de edad que habían conseguido saltarse el control de registro de Blued -que no permite unirse a la red social si no se tiene al menos 18 años- y habían acabado contrayendo el VIH tras quedar con parejas sexuales a través de la aplicación.

Esa afirmación se realiza en base a un estudio del sexólogo Zhang Beichuan, que descubrió que una “parte importante” de los usuarios de Blued eran menores de edad, por lo que puso en duda el control de registro de la aplicación.

Así pues, los responsables de la red social han afirmado este domingo que integrarán “tecnología, algoritmos, inteligencia artificial y supervisión de contenidos” para detectar a los usuarios que se hagan pasar por adultos y también cualquier tipo de contenido en el que aparezcan menores. Asimismo, agregarávínculos fijos y visibles a portales de lucha contra el VIH y a consejos para no contraerlo en las páginas de información personal.

Blued, lanzada en 2012, es una de las redes sociales de citas para homosexuales más grandes del mundo, con 40 millones de usuarios.

El arte en tiempos del sida

Fuente: TheNBP

Philadelphia The NBP

Cuando Tony Kushner escribió Ángeles en América –una de las obras de teatro clave de finales del siglo XX, un díptico que se llevó el Pulitzer en los Estados Unidos de George Bush padre–, ya contaba que el montaje y su tratamiento descarnado del sida y la homosexualidad encenderían a los sectores más conservadores. De hecho, eso es lo que pasó en Cataluña cuando la primera parte del díptico inauguró el desmesurado TNC en 1996, durante la época dorada del pujolismo: los aspavientos de la plana mayor del Govern fueron sonados, con numerosos popes escandalizados ante tanta depravación.

Lo que seguro no se esperaba Kushner es que, veinte años más tarde, en el segundo montaje de la obra en Cataluña, sería la raza y su representación lo que provocaría un cataclismo todavía mayor a raíz de la polémica representación de un personaje negro por un actor blanco que explicamos hace unos días en el artículo sobre el blackface en Cataluña.

Sea como sea, el subtítulo de Ángeles en América es «fantasía gay sobre temas americanos», y las aproximaciones al sida que se representan son múltiples y complejas. En el escenario de la Sala Fabià Puigserver –el fundador del Lliure murió de sida en 1991– causaba impacto la reacción de rechazo que tiene uno de los personajes, el joven Louis Ironson, cuando descubre que su pareja tiene la enfermedad. Aquel negacionismo y la incapacidad de acompañarlo durante toda la caída –entonces no existían los tratamientos antirretrovirales– resultaban devastadores.

Pero Ángeles en América es solo una de las muchas creaciones que pusieron el sida en el centro de la producción cultural en los años noventa, sobre todo cuando la enfermedad empezó a afectar a las élites –blancas– del país. Entre ellas está la película Philadelphia (1993), que aparte de hacer vender un montón de discos a Bruce Springsteen situó la enfermedad en el mapa para buena parte de una audiencia planetaria y desestigmatizó la pandemia –hasta entonces, el “cáncer de los gais”– con un actor con gancho y un insólito reparto interracial.

+ info