Rusia: comunicación política homófoba

Estamos en el año 2035.

El vídeo empieza con las imágenes de un niño en un orfanato. Está recogiendo sus cosas porque ha sido adoptado. Le acompañan dos mujeres del centro.

Un hombre entra a recogerle. Al salir, el niño le pregunta dónde está su madre. El hombre le contesta: «¿Qué pasa? No te pongas triste. Ahora tendrás una familia completa y de verdad».

El niño ha visto que fuera les está esperando otro hombre, quien tiene preparado un regalo para él…

Una voz en off final dice: «¿Esa es la Rusia que votarás? Decide el futuro del país. Vota a favor de la reforma constitucional».

Seguir leyendo y también pueden ver el vídeo: La Marea

EL MUNDO ha hablado con uno de los actores que aparecen en el anuncio. Alexander Filimonenko, que interpreta a uno de los gays adoptantes, asegura que no conocía el contenido del anuncio hasta que llegó al lugar de grabación. «Sólo sabía que tenía que interpretar a una persona de orientación sexual no tradicional», dice Filimonenko, usando la perífrasis habitual con la que en Rusia se refieren a los gays. «Probablemente si lo hubiese sabido me hubiese negado, ahora hay un montón de mensajes negativos contra mi y tengo amigos LGTB que son muy buena gente, cada uno tiene su opción«, explica por teléfono desde San Petersburgo.

+ info: El Mundo 

Yulja Tsvetkova, activista rusa: “Me arriesgo a ir a prisión solo por dibujar familias LGTB”

+ info: oveja rosa

Yulja Tsvetkova se enfrenta hasta a 6 años de prisión por violar la ley rusa contra la llamada «propaganda LGTB». Firma la petición a su favor para que retiren los cargos.

«Es el amor lo que hace una familia. Apoye a las familias LGTB+». Esto está escrito en el dibujo que puedes admirar en la parte superior de la publicación. Está escrito en ruso y fue diseñado en 2019 por Yulja Tsvetkova, en apoyo de una pareja del mismo sexo que tuvo que abandonar Rusia con sus dos hijos adoptivos después de ser atacados por las autoridades.

Rusia elimina 5 minutos de ‘Rocketman’ por “propaganda homosexual”

+ info: Cinemanía

A la hora de plantear el biopic de Elton John, Dexter Fletcher tuvo muy claro que sería una película muy distinta a Bohemian Rhapsody, el film de Bryan Singer que le habían encomendado terminar. No sólo por transformar su historia en un musical con todas las letras, sino también por ser todo lo explícito en cuanto al sexo y las drogas que la biografía de Queen no le había permitido ser y, sin embargo, parece que una parte importante de los espectadores jamás podrá descubrir los resultados de esta decisión en toda su amplitud.

Elton John siempre ha sido un artista muy querido en Rusia, y es por ello que a su estreno el pasado 30 de mayo se estimaba una gran afluencia de público. No obstante, y según recoge The Guardian, el crítico ruso Anton Doblin hizo notar, tras pasarse por el cine, que esa versión de Rocketman no era la misma que había visto un mes antes, habiendo sido cortados hasta cinco minutos que contenían “todas las escenas de besos, sexo y sexo oral entre hombres”.