La representación de la mujer lesbiana en la ficción digital

Desmontando estereotipos: La representación de la mujer lesbiana en la ficción digital. Análisis de la webserie Muñecas.
Un artículo de Sara González-Fernández (2018)

El presente artículo analiza las dos temporadas de Muñecas, la webserie emitida por la plataforma Flooxer, que gira en torno a las situaciones afectivas y sexuales de un grupo de mujeres, en su mayoría lesbianas, que acuden a una terapia grupal. El objetivo principal de este trabajo se centra en conocer si en esta ficción digital se perpetúa o se rompe con los clásicos estereotipos con los que se ha representado al personaje lésbico en la ficción, sobre todo, teniendo en cuenta la libertad temática que caracteriza a las webseries.

Para ello, se analizará desde una perspectiva cualitativa a los personajes lésbicos más relevantes de esta webserie para caracterizarlos desde un ámbito personal, profesional y social. Los resultados desvelan que Muñecas rompe con los estereotipos con los que tradicionalmente se ha representado a estos personajes en la ficción serial, al estar alejados del mundo heterocéntrico, así como de los prejuicios y estigmatizaciones sociales.

A partir de este estudio de caso, se puede señalar que Internet y las webseries son espacios con mayor libertad para desmontar estereotipos y dotar de mayor visibilidad a la diversidad sexual.

Las mujeres lesbianas se presentan desde un enfoque integrador y normalizado, es decir, que no se presentan como una rareza en una sociedad de heterosexuales. Ellas tienen un grupo de amigas lesbianas, hablan del empoderamiento de la mujer, de sus problemas, preocupaciones y sus conflictos sexuales en un contexto donde la homosexualidad parece ser la norma y la heterosexualidad la excepción.

Muñecas es un ejemplo de la evolución que se está produciendo en la representación del personaje lésbico en la ficción, concretamente en la ficción digital. Las webseries se alzan como la plataforma de cambio en la conformación de identidades y construcciones sociales, no sólo por las características intrínsecas que presentan estos formatos, sino también porque Internet es una plataforma que permite dar cabida a cualquier tipo de creador, creación y temática y se caracteriza por albergar una inmensa y plural paleta de contenidos.

Juegos queer y monstruos esperanzados con Twine

Por Claudia Pederson  / 2018

Ensayo extendido (Descarga gratuita): Centro de Cultura Digital – México

En este Ensayo Extendido, tradujimos al español el texto «Juegos queer y monstruos esperanzados con Twine» de la investigadora Claudia Costa Pederson. A partir de la interpretación de los videojuegos como texto y estudios de los juegos queer, la autora investiga el uso de herramientas hipertextuales para la producción de nuevas formas de ficciones interactivas y el significado de la herramienta de creación de hipertexto Twine para diversificar las estructuras y contenidos de los videojuegos, y de qué manera ha sido usada tras el episodio de misoginia y transfobia colectivo llamado Gamer Gate.

 

Las minorías sexuales en el cine documental argentino reciente

Un artículo de Pablo Lanza (2019), en Fonseca, Journal of Comunication

El cine argentino consignó a un lugar marginal la representación de las sexualidades disidentes durante gran parte de su historia. A partir de los primeros años del siglo XXI, estas historias comenzaron a tomar protagonismo en múltiples films, especialmente en el campo documental. Dicho cambio tomó lugar en paralelo a las luchas por los derechos civiles emprendidos por múltiples colectivos y asociaciones, iniciadas con las Marchas del orgullo en 1992 y que culminaron con la aprobación de la Ley de Identidad de Género en el año 2012.

La conformación del movimiento de la diversidad sexual en Argentina suele datarse a principios de los años noventa, hecho que muchos autores relacionan con la Marcha del Orgullo LGBTIQ de Buenos Aires, la cual comienza a practicarse en 1992 como principal estrategia de visibilidad (Bellucci y Rapisardi, 1999; Moreno, 2008, Settanni, 2013). Sin embargo, este movimiento contó con algunos importantes antecedentes históricos en la lucha por la diversidad sexual: el primer intento de organización de los colectivos homosexuales lo constituyó el Grupo Nuestro Mundo (1969), que se fusionó en 1971 con un conjunto de intelectuales gay, entre ellos los sociólogos Néstor Perlongher y Juan José Sebreli, para crear el Frente de Liberación Homosexual (FLH).