Infancia y Adolescencia Trans

Infancia y Adolescencia Trans. Reflexiones éticas sobre su abordaje

TESIS DOCTORAL de Sabel Gabaldón Fraile (2020)
Directora: Román Maestre, Begoña.
Barcelona: Programa de doctorat en Filosofia Contemporània i Estudis Clàssics, Faculat de Filosofia (Universitat de Barcelona)

Los niños y adolescentes que experimentan sus características sexuales primarias y/o secundarias y el sexo asignado al nacer como incompatibles con su identidad de género pueden sentir una intensa angustia. Existe, además, gran relación entre el sistema coercitivo (social y cultural) de género y los malestares sentidos por aquellas personas que no se pliegan al género binario esperado en nuestro contexto social.

Según la encuesta realizada por el National Transgender Discrimination Survey en el año 2011 en los EE.UU., el 78 % de las personas “no convencionales” en cuanto a su género sufre acoso escolar; de ellos, un 35 % sufrió agresiones físicas y un 12 % violencia sexual. Nos centramos en la infancia y la adolescencia, periodo en el cual la autonomía de la persona se está forjando y requiere de un acompañamiento no invasor ni precipitado.

Nuestra intención es contribuir a la despatologización y desmedicalización del colectivo trans y entenderlo como una expresión de género que difiere de las normas culturales prescritas para personas de un sexo en particular. Ni las identidades trans, ni las diversas expresiones de género no normativas, constituyen por sí solas un trastorno mental, forman parte de la diversidad humana.

Desde esta perspectiva la experiencia trans forma parte de un conjunto de construcciones y elecciones de carácter personalísimo, de trayectorias heterogéneas, fluidas y cambiantes que deberían ser aceptadas socialmente y legitimadas por la ley. La identidad de género se forja en una interacción entre lo biológico, el desarrollo, la socialización y la cultura.

Si existe un problema de salud mental, con frecuencia proviene del estigma, del rechazo y de experiencias negativas, o es fruto también de las diferentes categorizaciones médicas sobre la transexualidad. Las clasificaciones psiquiátricas han variado en las últimas décadas: transexualidad, trastorno de identidad de género, disforia de género e incongruencia de género. Estas variaciones en las últimas clasificaciones médicas, influidas por las presiones de colectivos y asociaciones LGTBI, como ya ocurriera hace décadas con la homosexualidad, han tenido como objetivo intentar evitar el estigma y la psiquiatrización sin lograrlo.

Leer completa: Infancia y Adolescencia Trans. Reflexiones éticas sobre su abordaje

Literatura infantil i juvenil LGTBI

Imatge: Portada del llibre Pesigolles, de Alba Barbe i Serra y Sara Carro Ibarra (2017)

La presència de personatges que responguin a la diversitat sexual de la nostra societat encara és anecdòtica a la literatura infantil i juvenil

Feu un exercici. Entreu en una llibreria generalista i dirigiu-vos a la secció de literatura infantil i juvenil. Intenteu buscar una història amb una protagonista lesbiana. La trobeu fàcilment? O amb un protagonista transsexual? O intersexual? Probablement en trobareu algun llibre, sí, però veureu que la majoria d’històries encara estan protagonitzades per personatges heterosexuals. Però… i la diversitat sexual? Està prou representada en la literatura?

Bel Olid, escriptora, traductora i presidenta de l’Associació d’Escriptors en Llengua Catalana (AELC), ens diu: “Durant anys ens han acostumat a històries protagonitzades pels mateixos personatges de sempre: heterosexuals. Ara, a poc a poc, es van publicant més històries amb protagonistes gais, transsexuals o bisexuals, per exemple, tot i que encara queda un llarg camí per recórrer. Estem lluny de la normalitat. En cap cas estem davant d’una moda de literatura LGTBI. Tot i així, hi ha editorials que estan fent bona feina en aquest aspecte. Penso ara en Edicions Bellaterra, que opta per autors d’aquí, o en Egales, per exemple”.

+ info: ara.cat (Laia Aguilar)

«Es triste que solo pueda ser yo misma a través de la pantalla»

+ info: eldiario.es

Los jóvenes LGTBI pueden atravesar una mayor vulnerabilidad durante el estado de alarma si conviven con personas que niegan su identidad

A Jorge la declaración del estado de alarma por la crisis del coronavirus le pilló en La Laguna (Tenerife), donde estudia Medicina. Sin embargo, el colegio mayor en el que vive cerró y se ha visto obligado a volver a la casa de sus padres en la que pasó su infancia, en el Valle de la Orotava. Para este joven gay de 20 años, el regreso ha sido también una vuelta al armario que, tras casi un mes de confinamiento, se hace cuesta arriba. «Yo ya he aprendido a vivir una doble vida cuando estoy aquí, pero tanto tiempo, día tras día, pasa factura», lamenta.