Dorian Wood, una voz apátrida y no binaria al servicio de Chavela Vargas

+ info: El País

Una pequeña tienda cercana al metro La Latina sirve de refugio para Dorian Wood (Los Ángeles, 1975) cada vez que pasa por Madrid. Se llama Molar Discos & Libros y está repleta de vinilos y de textos en su mayoría dedicados a la música. Entre sus estantes, se siente como en casa. Aunque el término “hogar” cobra un sentido propio para alguien que se ha criado entre dos mundos, los Estados Unidos de su nacimiento y la Costa Rica de sus padres, y que recorre los escenarios del mundo reventando etiquetas con sus melodías y su rotundo físico. “Eso de sentirse de ningún sitio es un lujo y una maldición”, advierte. Conoce a los dueños de este lugar a través del artista y mediador cultural Christian Fernández Mirón, que es quien hace de anfitrión para esta inusual estrella cada vez que llega a la ciudad. “No son los objetos que hay en la tienda los que me hacen sentir apego hacia este lugar, sino las conversaciones y los encuentros que retomo en ella”, confiesa poco antes de actuar este martes en los Teatro del Canal, dentro del Festival Internacional de Arte Sacro de la Comunidad de Madrid (FIAS).

Su presencia extrañamente angelical encaja con la divina premisa de este ciclo. Y eso que ni su género, ni su fisionomía, ni el color de su piel coincide con la imagen que el arte y la cultura han creado de los ángeles. El de hoy será el segundo de una serie de conciertos especiales que le traen de nuevo a la capital con el proyecto Xavela Lux Aeterna, que también sonará este sábado 7 de marzo en el Real Coliseo de San Lorenzo del Escorial. Con este espectáculo pone su rotunda voz apátrida y no binaria, con la que representa a la comunidad LGTBI+, a los migrantes y a la belleza disruptiva, al servicio de los himnos de Chavela Vargas (1919-2012). “Ella gritaba amor a través de su música, por más dolorosa que fuera. Sus canciones son la historia de mi vida”, cuenta de quien ha sido un referente para esas mismas minorías.

«These Thems» Is the Must-See Comedy Series That Centers Nonbinary People

+ info: Advocate

While there’s been progress in LGBTQ visibility in pop culture over the past several years, nonbinary, genderqueer, and trans-masculine identities continue to be underrepresented. Of course, there are some nonbinary actors who’ve made inroads of representation like Asia Kate Dillon on Billions and Theo Germaine on The Politician and Work in Progress. But in These Thems, from creator, writer, and actress Gretchen Wylder (who is a queer femme), nonbinary and trans identities are centered in the story directed by Jett Garrison and produced by Sophia Clark.

With humor, heart, and even a few celebratory musical numbers, Wylder’s episodic series that premieres on the OML channel and the These Thems website Thursday, begins with her character, Gretchen, realizing she’s queer and then diving deep into a magical world of queer identities. From there, she meets Vico Ortiz’s Vero, Shaan Dasani’s Asher, and T.I. Thompson’s Ti, and that’s just the beginning.

Hablamos con Sudaka Marika

+ info: 20 minutos

Sergio… sudaka, marika, no binarie, transgénero. La Racialía. Intrusa del meicop que se empodera en tacones. Atravesade por múltiples intersecciones, deja la huella revulsiva y abierta en todas sus intervenciones, ya sean físicas o virtuales, tanto como parte de proyectos o espacios culturales y reivindicativos (la has escuchado también en Territorio Queer 8#Racismo, o en La Furia de Abya Yala 2#El Orgullo será anticolonial o no será, como desde sus redes sociales, donde combina la muestra de sus creaciones con posts de denuncia. Por todo ello, no podía más que preguntarle…

¿Quién teme a lo queer?
Cualquier persona que desconoce y no se identifica con nada que esté cerca de lo queer. Se teme por desconocimiento. Para empezar porque es una ruptura del binarismo construido. Deconstruirlo (y muchas cosas destruirlas)… eso da miedo, todas las cosas nuevas dan miedo. Cambiar el entorno, los cambios propios, personales… empezar a identificarte o poner nombre a una parte de ti, todo eso asusta un poco, pero también alivia, resuelve dudas. Es lógico y legítimo temer a lo queer, pero no lo es crear propias teorías en base a un desconocimiento. No se intenta invisibilizar a nadie, a las mujeres, a su lucha. Esa idea de ‘dominación mundial’…